Mis pacientes

Caballos de ocio

Todos los caballos domésticos necesitan un dentista de forma regular, del mismo modo que todos necesitan un podólogo o un herrador que les cuide los cascos. Con frecuencia, se oyen expresiones como «mi caballo tiene puntas» o «a mi caballo le han salido algunas puntas». En realidad, todos los caballos tienen puntas afiladas, puesto que es algo natural en su anatomía.

servicios para caballos de ocio

Caballos de deporte

A medida que aumentan las exigencias deportivas, es más importante que el caballo tenga unos cuidados odontológicos regulares. La capacidad para reunirse con fluidez o para incurvarse con flexibilidad son algunos de los beneficios que aporta un cuidado odontológico regular y completo. Para conseguirlo, además de limar las puntas, también es necesario corregir las maloclusiones dentales que son la causa de los bloqueos de los movimientos de la mandíbula.

Caballos sénior

Son los que más necesitan y más agradecen los cuidados odontológicos. Los problemas dentales son la principal causa de que los caballos sénior estén delgados. Y una de las causas principales del deterioro de su calidad de vida, aunque mantengan el peso corporal. Una frase como “mi caballo está delgado porque es viejo” no tiene por qué ser cierta. Con frecuencia la delgadez está relacionada con problemas odontológicos.

caballo-senior

Ponis y minis

A causa de una selección genética muy específica para disminuir el tamaño de los ponis, es muy frecuente que sus dientes tengan un tamaño demasiado grande en proporción a sus cabezas. Es fácil encontrar piezas desviadas o desplazadas, que son el origen de serias patologías que afectan a su calidad de vida, incluso si no se utilizan para la equitación. Es vital para su bienestar detectar precozmente estas anomalías y tratarlas de forma regular.

FAQ

¿Por qué los caballos necesitan dentista?

La domesticación es el principal motivo de que los caballos necesiten dentista.

Por supuesto hay que llamar al dentista siempre que sospechemos de la existencia de algún síntoma. No obstante, es crucial anticiparse a los problemas. Todos los caballos domésticos necesitan un dentista, del mismo modo que todos necesitan un herrador que les cuide los cascos. Los dientes, al igual que los cascos, crecen continuamente y tienen a menudo un desgaste escaso e irregular debido a la domesticación. Los tratamientos, la frecuencia y el mantenimiento de la boca del caballo dependerá del estado en el que esté y de su conformación natural, que varía en cada caballo. Leer más…

Los síntomas pueden ser muy variados y siempre es recomendable consultar con un/a profesional de la odontología equina. Estos síntomas pueden ir desde las dificultades para comer y la pérdida de peso, hasta los cólicos frecuentes. Leer más…

Es muy recomendable realizar una inspección a los potros en sus primeros días de vida, para detectar problemas genéticos o congénitos que afecten a la simetría de la cabeza y de los incisivos. En caballos adultos y viejos, si nunca se les ha realizado un chequeo dental o si no sabemos si han tenido un adecuado mantenimiento de la boca, es importante contactar lo antes posible con un profesional de la odontología equina. Leer más…

Depende de cada caballo y del estado de su boca. Es de gran importancia tener en cuenta que un simple limado de puntas no es la solución e incluso, en algunos casos, puede resultar contraproducente. Leer más…

Abrir chat